Había una vez:  Esta cafetería coreana se ha ganado un justo sitial entre los mejores locales del barrio patronato. Tras su fachada simple se encuentra un acogedor local, en el que podemos encontrar productos de pastelería y panadería coreana para servir y llevar.  La clientela es siempre diversa:  desde jóvenes de ascendencia coreana, pasando por los diseñadores del barrio a compradoras repletas de bolsas, todos disfrutando de la buena comida y el grato ambiente. Sin duda su plato fuerte es la deliciosa repostería que tienen, entre la que destacan los cake de camote y té verde. Recomendación : Mouse cake de té verde($1800) con un moka macchiato. Una mezcla de sabores nuevos irresistibles al paladar.

 

Ver noticia en JUVENOIDE

1 Comment

  1. Marian dice:

    Me fascina esta cafeteria el cafe es el mejor que he tomado en Santiago es realmente buenisimo lo recomiendo 100%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *